El proyecto consiste en facilitar a través de la Fundación Pro-RAED, a niños de países en vías de desarrollo que no tengan recursos,
la posibilidad de ser tratados de patologías y con tratamientos que no estén a su alcance en sus lugares de origen, y que reciban los cuidados médicos y quirúrgicos necesarios brindados por los ilustres académicos de la Real Academia que desinteresadamente se brindan para ello.

Share This